•Hacerles entender a los adolescentes el alto riesgo que pueden llegar a tener si no se cuidan al mantener una relación sexual activa.
 
•Promover en los planteles educativos charlas y seminarios de educación sexual preventiva.
 
•Instruir a los jóvenes sobre los diferentes tipos de métodos anticonceptivos, para evitar un embarazo no deseado que de una manera o otra los conllevara al la decisión de un aborto.