Para nadie es un secreto que el hecho de haber tenido padres adolescentes y,  haber nacido de una mujer adolescente, es un elemento o factor de riesgo de iniciación sexual precoz y de embarazo.

 Otro aspecto que pone de manifiesto la influencia de la familia en la génesis del aborto.

Está dado por la alta frecuencia de hijos de padres divorciados encontrada entre las adolescentes que abortan.