El problema del embarazo adolescente es  muy pocas veces es deseado y, cuando se produce, ninguna de las salidas es ya satisfactoria.
 
El aborto no es nunca una buena experiencia, ni siquiera para ese porcentaje cada vez mayor de chicas que por falta de madurez o de formación incurre  a este.